jueves, 1 de diciembre de 2011

¿Qué es el porteo?

Es raro explicar qué es el porteo y qué es portear, porque es algo que está presente en la historia de la humanidad desde su primera existencia(¿o será que el hombre de las cavernas usaba carrito?), pero que hemos perdido a lo largo de los días. El bebé, desde el momento en que nace, necesita estar en contacto corporal con su mamá, necesita estar cerca del pecho, de su piel. Estar cerca de ella, hará que se pueda establecer más natural y fácilmente la lactancia materna, y poder alimentarse, le garantiza la supervivencia.

El bebé, para estar en estrecho contacto con su mamá, necesitar ser cargado por ella. La madre lo carga durante el día, desde tiempos inmemoriales en la espalda, pero también se puede cargar adelante (la manera en que nos resulta más fácil a las mujeres occidentales), y así, con su hijo a cuestas, lleva adelante su vida, y la de su hijo, claro. Eso es el porteo, cargar a nuestros hijos.

Los distintos pueblos han creado su propia manera de cargar a los niños, por acá tenemos bien presente la manera de cargar a los niños en el altiplano. Pero existen infinidad de cargadores o portabebés ergonómicos.

La bandolera, es un trozo de tela de 70cm de ancho por 1,80 de largo (más o menos, dependiendo de tu gusto, de cuán largo quieras la cola de la bandolera), que tiene en un extremo unas anillas o argollas de metal. Es un portabebé que carga el peso en un solo hombro, aunque si está bien distribuída la tela sobre tu espalda, se reparte el peso sin recargarla. Es un portabebés ideal para utilizar con recién nacidos (porque pesan poquito), y con niños que ya caminan y quieren bajar y subir a cada ratito del portabebé. Es también práctico para dar de mamar, ya que solo tenés que aflojar un poquito las anillas y colocar al bebé a la altura del pezón. Se utiliza generalmente adelante, a la cadera o posición vientre con vientre, pero también puede ir el niño en la espalda, aunque no por mucho tiempo.




El fular, es un trozo de tela de 0,50 o 0,70 cm de ancho, por un largo que depende de la manera en que vayas a llevar al bebé. Un fular largo se utiliza para hacer nudos de varias capas sobre el cuerpo del bebé (lo que dará más soporte al porteo), mientras que con con un fular corto se pueden hacer nudos de menos capas. Se suele decir que el fular es el portabebé más versátil, ya que te sirve desde recién nacido hasta el final del porteo, y podés llevar a tu niño adelante, a la cadera y a la espalda. (nota, denominamos nudo a los distintos pases o dibujos que hace la tela sobre el cuerpo de la mamá y el bebé, para poder portear)




El mei tai, es un portabebés de origen asiático. Es un rectángulo con tiras largas para anudar, unas alrededor de la cintura del porteador, y otras para anudar en los hombros. Es bastante fácil de usar, se colocar rápido, y suele ser el preferido de los papás.  El mei tai está recomendado a partir de los 6 meses más o menos, a partir de que el bebé se puede sentar solito.  Sus puntos de sujección son cuatro; en la base o asiento del bebé (lo que corresponde a la tira de la cintura sobre el porteador) y las tiras de los hombros.




La mochila ergonómica tiene el mismo sistema que el mei tai, sólo que en general es un producto comercial, aunque cada vez son más las artesanas que están haciendo mochilas por encargo.  En diferencia al mei tai tiene tiras que no se anudan, si no que se abrochan como en una mochila cualquiera, lleva en los hombros y en la cintura tiras con broches que se ajustan según cada uno quiera darle tensión.  Es un portabebé que se recomienda en general a partir del año, aunque cada vez más salen al mercado mochilas comerciales adaptadas para  rer usadas con bebés pequeñitos.




Existen más portabebés (pounch, podaegui, tonga...), y existen todos los que vos te puedas imaginar! Pero estos que te muestro hoy son los más conocidos o populares, los que yo utilizo más cotidianamente y los que me resultan cómodos y prácticos. Cada mamá debe encontrar con qué portabebés se siente mejor llevando a su bebé, y sabiendo que en alguna ocasión preferirá uno u otro. El mundo de los portabebés es un lugar fascinante, y hacen que nuestra maternidad pueda sea más plácida y feliz.

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu blog, como escribes, como describes tu experiencia y acercas el mundo del porteo, tan evidente y tan oculto a nuestros ojos modernamente ciegos, un beso y gracias!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fer, por los alagos y es un placer y una caricia para el alma que me leas y que comentes. Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar

UA-42794619-1
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...